Blog

¿Porqué no puedo pensar positivo?

Sin categoría

¿Porqué no puedo pensar positivo?

¿PORQUÉ NO PUEDO PENSAR  POSITIVO?

Te ha pasado que constantemente estás pensando en negativo, no puedes evitar pensar así, se te viene solo a la mente, no lo haces con premeditación, así intentes no pensar en eso, sin embargo esos pensamientos llegan una y otra vez a tu mente. ¿No sabes cómo hacer?. Te dicen que pongas tu mente en blanco, ¿qué es eso?  Suena fácil pero sólo alguien que no logra salir de sentir tristeza, culpa, angustia, rencor, sabe lo difícil que es. ¿Porque te sientes así?, de donde vienen esos pensamientos, como una vocecita interna que te atormentan todo el día.              

Para entender de donde vienen esos pensamientos empecemos por aclarar que nuestra mente está compuesta de la mente consciente la cual ocupa un 5% aproximadamente y la mente inconsciente que abarca el porcentaje restante. Adivina entonces, de donde vienen, del inconsciente claro, por eso, es que llegan cuando quieren y cuando menos te das cuenta ya estas enganchada en los mismos pensamientos.

Te cuento que nuestra mente consciente solo se puede concentrar en un pensamiento a la vez, sin embargo el inconsciente lo puede hacer en cientos de pensamientos a la vez., además siempre dice ES VERDAD, un ejemplo para que lo entiendas, tú piensas estoy solo, y el inconsciente afirma es verdad y empieza cómo ya te dije a enviar cientos de pensamientos sobre eso , estoy sin pareja, no tengo con quien compartir, ya están pasando los años, todos mis amigos ya casados y yo solo, ya la edad que tengo me voy a quedar para vestir santos, soy la única que va sola a las fiestas, no tengo con quien compartir y cualquier cantidad de pensamientos que con una agilidad única produce en cuestión de segundos y afianzan aún más lo que piensas.

Nuestros pensamientos determinan como nos sentimos y de acuerdo a como nos sentimos vibramos y esas vibraciones se conectan con frecuentas iguales atrayendo a nuestra vida las circunstancias que vibren en las mismas frecuencias, aquello en lo que más piensas es lo que se expande. Entonces, ya puedes entender porque tu vida sigue siendo igual, sigues atrayendo lo mismo en las distintas áreas de tu vida. Por eso es importante entender hacia donde enfocar la atención, si nuestro inconsciente siempre dice es verdad y tiene la posibilidad de enviar cientos de ideas que sustenten ese pensamiento, que tal si lo aprovechamos, ¿porque no escoger pensar en soluciones, en posibilidades, en lugar de problemas?, pensar en lo que si queremos, en lo que tenemos, en nuestras potencialidades en lugar de las limitaciones. Vamos a escoger de una manera deliberada y consciente decidir qué en que pensar, ¿Qué te parece, lo encuentras lógico?

En cuanto a silenciar la mente, es importante ya que vivimos dominados por una cháchara constante, atados a pensamientos sobre el pasado o angustiados por el futuro. Es como un fondo permanente, no lo distinguimos casi, porque estamos acostumbrados a él así como lo hacemos con ruidos constantes como el sonido del ventilador. Es como un mono en la mente que salta de rama en rama, de una cosa ala otra.

Cuando callamos la mente entramos en calma, nos concentramos en nuestra respiración, nos conectamos con la fuente.

Hablemos, de la respiración, ya que es lo principal para callar la mente, respirar profundo, concentrarte en sentir como inhalas y exhalas. Ya habrás visto que cuando alguien entra en pánico lo primero que se le indica es respirar, esto es porque cuando respiramos profundo, se activan distintas áreas de nuestro cerebro, oxigenamos, lo cual hace que se regule nuestro sistema nervioso y nos relajemos.

La meditación también es esencial, para callar la mente permite desarrollar la conciencia de unidad con el universo, se sintoniza el cuerpo, el alma y el espíritu, estimula la felicidad, despierta la atención plena. Orar es hablar con la parte más profunda de nuestro ser. Meditar es escuchar su respuesta. Es sentir tu ser interior.

Ahora bien ya sabes que los pensamientos negativos se producen en el inconsciente, también sabes cómo calmar la mente respirando y meditando, eso ya es un avance, sin embargo no puedes quedarte sólo ahí pues lo que quieres es dejar de pensar así. Por lo tanto hablemos ahora de las creencias limitantes que tienes programadas,  estas son las que te llevan a reaccionar de la misma manera, a engancharte en los mismos pensamientos. Los malos hábitos son inducidos por esas creencias. Las creencias son sólo  ideas y las ideas se pueden cambiar., al empezar a observarse, se toma consciencia y se acepta la posibilidad de tomarla decisión  de cambiar el enfoque.  Siempre podemos decidir que opción tomar, durante el día se toman decisiones constantemente por ejemplo que ropa usar, que comer, a donde ir. Así mismo decisiones en cuanto a pareja, estudio, trabajo. A partir de ahora te invito a decidir aprender a ser feliz en donde estés, aprender cómo pensar,que hacer para estar en tranquilidad y tener los pensamientos positivos que tanto nos recomiendan tener. Para empezar a hacerlo, lo primero es tomar consciencia del momento presente, reconocer el poder de nuestra mente y aprender a usarla a nuestro favor.

La atención plena nos hace darnos cuenta de hacia dónde nos estamos enfocando. Verificar en que estás pensando a cada momento no es fácil ya que producimos hasta 60 mil pensamientos en un día, pero,existe una forma sencilla de saberlo, y es preguntándote ¿cómo me siento?, si te sientes bien es porqué tus pensamientos son positivos, ahora si te sientes con intranquilidad, angustia, rencor, temor, nostalgia, culpa, juzgando y criticando, tienes sensación de no valer, de no poder, de no querer seguir, o cualquiera de esas emociones entonces por supuesto estás pensando en negativo. Revisa tu vida como hablas y como te hablas, es importante tener un lenguaje impecable, pues lo que dices determina quién eres. Te la pasas quejándote, lloriqueando,buscando culpables, te quejas de la vida, del trabajo, de la situación, ¿Qué crees que estas atrayendo? También toma conciencia de cómo alimentas tu mente, oyes noticias todo el día, no sólo las oyes sino que las comentas a otros, te has dado cuenta que la gran mayoría son negativas, en cuanto a tu círculo de amistades ¿cómo va la cosa?, te reúnes con gente que vibra igual que tú en queja y critica, o con gente animada, positiva, que vive la vida a plenitud, ¿Tenes gente tóxica a tu alrededor ?¿qué tipo de programas ves?, ¿qué tipo de música escuchas? las letras van directo a tu inconsciente, revisa qué estás dejando entrar en tu mente. Vuélvete selectivo.

Decide

Porqué escoger quejarte, enfócate en agradecer.

Porqué juzgar a otros, si cada quien es cómo es y no puedes cambiarlo, lo que si puedes es cambiar  la forma en que decides que  te afecte,

Porqué decidir sentir rencor, si puedes liberarte de ese peso, de algo que ya pasó y que así dediques las 24 horas del día a repasar mentalmente la situación, no lo vas a poder cambiar.

Entonces te podrías volver a preguntar ¿cómo me deshago de esos sentimientos producto de pensamientos negativos, siguen viniendo y me encuentro otra vez sin darme cuenta en lo mismo?

Te voy a dar la clave de cómo hacerlo, lo primero es no evitar pensar en eso, si lo haces podrás posponerlo pero seguirá llegando una y otra vez, el inconsciente es como un gato pidiendo comida, puede durar indefinidamente maullando hasta que tú le prestas atención y le das su alimento. Así que entonces lo que debes hacer es prestarle atención al gatuno.

1 haz una pausa

2 presta atención ¿qué estoy sintiendo?

3 reconoce la emoción, reconozco que me da rabia o la emoción que sea, por tal o cual situación.

4 acepta acepto que me siento así (la emoción)

5 libera di lo libero yá, decido no seguir pensando eso

6 afirma ya no quiero hacer eso y decido reencuadrar (digo el nuevo comportamiento).

Al hacer éste ejercicio le quitas poder al pensamiento.

Vamos a verlo en un ejemplo.

Has estado viviendo con pensamientos de sentir que la vida no vale la pena, los pasos serian.

Reconozco que siento que no tengo  ganas de vivir,acepto que me siento mal, sin ganas de hacer nada, lo acepto y lo libero,  yo decido a partir de ahora pensar en lo que si tengo, lo agradezco y decido enfocarme en lo que sí quiero.

Es importante que decidas pensar en lo que si tienes en lugar de lo que no tienes, porque eso es seguir en carencia, también pensar en lo que si quieres en lugar de lo que no quieres.

Volviendo al ejemplo

Yo no quiero ésta depresión, no quiero  tener ésta sensación de no querer vivir. No quiero pensar negativo, no quiero sentirme mal.

Si lo haces desde ese enfoque sigues en la misma frecuencia, el planteamiento sería:

Yo quiero vivir plenamente, decido disfrutar de cada momento del día, escojo cómo pensar, eso es algo que sólo yo puedo hacer, decido cómo reaccionar,  ya que sé que nada ni nadie me puede perturbar.

Espero que éste articulo te ayude a empezar a pensar en positivo.

Te invito a descubrir cuáles son tus creencias limitantes, y transformarlas enpotenciadoras.

Si tienes dudas, contáctame, estoy para apoyarte a tomar la decision de aprender a ser feliz .

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0