Blog

Once pasos de la magia

Crecimiento

Once pasos de la magia

Al querer ir desde un lugar a otro, nos veremos en la necesidad de recorrer diferentes senderos que no conocemos. Por ello lo ideales contar con un mapa.

Puede ser que el mapa lo trace uno mismo, o recurra al de otros que ya hayan recorrido ese camino, un mapa no da las claves, referencias y orientaciones que podemos seguir para sortear los obstáculos y llegar a destino.

Según José Luis Parise, crear nuestra propia realidad aquí en la Tierra es posible y ese proceso él lo llama “magia”. Eso sí, no es tan básico como sencillamente “desear” y punto. Esto requiere un trabajo, una metodología y un proceso. Él lo explica en sus seminarios y entrevistas a través de un método un mapa que él llama “el método de la magia”el cual define en 11 pasos.

PASO 1:

Del caos al orden. Definir lo que queremos y poner eso en palabras,  nombrar el resultado. La cosa no se pone en acción si no se la nombra.

Definir la cosa que se halla detrás de la imagen por medio de la palabra. Tomar en cuenta que la realidad se genera de adentro hacia afuera.

LA IDEA DESDE DÓNDE Nos dirigimos a nuestro Resultado

COSA + IMAGEN + DEFINICIÓN

Es maravilloso  el poder que tiene la palabra sobre la idea, la Idea de la cosa es una sombra, cuya Luz está en la Lengua, en el verbo, en la palabra. Los Pensamientos son proyección de la Palabra.

Si queremos avanzar hacia la concreción de esa cosa en el mundo, estaremos obligados a ir más allá de la Imagen. Y para eso deberemos hacer uso del lenguaje, por la vía que sea.

Sin Definir lo que queremos, eso jamás pasará de una simple idea limitada a tan solo existir en nuestros pensamientos. Solo es cuestión de Ordenar el Caos del Universo para que La Magia del Cosmos se inicie.

PASO 2:

Escuchar en qué consiste en realidad lo que decimos en lo que ordenamos sin dejarnos atrapar por la idea de lo que queremos decir.

Hablar – decir LA PALABRA

A DÓNDE Nos dirigimos

Es decir, concreta y sorprendentemente: desconocemos los pensamientos que nos habitan hasta que los nombramos. Lo cual significa que si nombramos algo distinto a lo que nuestra idea suponía que diríamos, eso nombrado es lo que está en realidad en la mente tratando de realizarse en el mundo.

Gracias a aprender a escuchar lo que se oculta en la Palabra, sabremos a dónde nos encontramos (paso 1) y si vamos en la dirección correcta (paso 2). Los pensamientos son proyección de la Palabra, como se ve en los siguientes ejemplos

“Voy a buscar trabajo” (siempre seguirás buscando)

“Quiero encontrar un buen marido” (encontrarás un marido de otra)

“Quiero que mi padre deje de gritarme” (para que deje de gritarte primero debe gritarte)

“Quiero Adelgazar” (primero debes estar gorda para adelgazar)

“Quiero curarme” (primero debes enfermar para curarte)

Estos ejemplos nos demuestran lo importante de la palabra, la connotación que damos.

Escuchar en “Qué” consiste en realidad lo que decimos, sin dejarnos atrapar por la Idea de lo que “queremos decir.

Las consecuencias no podrán tardar en manifestarse, pues descubrir que la Palabra va en una dirección diferente de la idea, es descubrir que nuestras fuerzas se han dividido dramáticamente: mientras con una parte nuestra tratamos de crear algo,nuestra mente (inconsciente) está tratando de crear otra cosa, que bien puede ser diferente o directamente opuesta a la que queremos crear.

PASO 3:

Sentimiento.El universo sólo precisa que le ordene el QUE, no él COMO y mis afectos no pueden estar divididos respecto a lo que ordeno.

POR DÓNDE nos dirigimos, no se empieza por la Forma: comenzar por preguntar ¿Cómo lo hago? Es caer en la trampa.

Tener claro A Dónde voy (paso 2). Sabré de entrada que no sabré cómo hacerlo pero lo importante es dirigirse igualmente ya que el Universo mostrará la vía más adecuada.

El único cómo, que al Mago le interesa no está afuera, sino adentro, cómo se siente respecto de la cosa que pronuncia.

Para que El Universo se movilice trayéndome lo que le ordeno preciso que la Orden no esté dividida respecto de la Idea y que mis afectos no estén divididos respecto a lo que ordeno.

Eso es lo que me aporta el Paso 3.

Me libera de tener que encontrar la forma de hacerlo… y dirige la atención a como me siento. Si mis afectos están divididos (inseguridad, culpa,vergüenza o cualquier otra emoción que no esté alineada con mi resultado) mi Universo dividirá su movimiento.

El Universo sólo precisa que le Ordene el Qué… con la emoción adecuada, sintiendo absoluta convicción y entonces… sucederá.

Yo le digo al Universo A Dónde voy, y el Universo me dirá Por Dónde llegar a Eso.

“Universo Invocado, es Universo Casualizado“

Pon en práctica los tres primeros pasos y continúa leyendo los siguientes  pasos en el próximo artículo.

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0