Blog

No eres tú es tu ego.

Sin categoría

No eres tú es tu ego.

El ego no es algo externo a nosotros. Representa a nuestro yo, la identidad con la que nos mostramos ante los demás y ante nosotros mismos. Está constituido por todas nuestras experiencias y aprendizajes, por todos nuestros miedos y heridas sufridas, las creencias y programas instalados desde nuestra infancia.

Nuestro ego tiene la capacidad de influir en todas las decisiones que tomamos, y en las acciones que determinan nuestro destino, ya que reaccionamos de forma inconsciente desde esas creencias y nos convertimos en esclavos de ese ego si darnos cuenta.

¿Cuál es la función de nuestro ego?

Conocer la función que tiene el ego en nuestras vidas nos ayuda a poder identificarlo y tomar conciencia de su poder.

Mediante nuestro ego nos defendemos de aquello por lo que hemos sufrido, por lo que hemos sentido angustia y nos ha atormentado. Las humillaciones, los rencores,las desgracias, el maltrato; todo ello se ha quedado grabado en nuestro ego. Todo aquello que en nuestra infancia nos marcó, y desde allí reaccionamos, por eso a veces formamos pataletas y berrinches como niños.

Nuestro cerebro tiene como función principal protegernos, la supervivencia; por eso ante una novedad, un acercamiento, algo nuevo, reacciona y apela a todo lo que nos ha pasado negativo para alertarnos.

¿Cómo nos perjudica en nuestras vidas?

Cuando vamos por la vida en piloto automático, no tomamos conciencia y vemos como algo natural el rencor, la vanidad, la violencia, los apegos, las dependencias, el emitir juicios, la culpa.

En realidad el ego es el verdadero motivo por el cual sufrimos, al seguir pensado como lo venimos haciendo, al seguir sintiendo lo que venimos sintiendo, lo alimentamos, lo potenciamos para que gobierne nuestras vidas. Nos alejamos de nuestra esencia, nuestro ser interior, de nuestra humanidad, perdemos conexión con la fuente, al seguir alimentando nuestro ego.

El ego son todas esas capas y capas que te has ido poniendo encima a lo largo de tuvida en forma de creencias, expectativas, proyecciones, miedos, sueños,frustraciones o deseos y que no son tuyas, sino que has ido adquiriendo gracias al condicionamiento social de la familia, la escuela, la sociedad, los medios de comunicación, los amigos, la religión Son todas esas ideas que no son tuyas propias, sino de otros, fueron instaladas y tú las repites o te identificas con ellas, sin haber nacido de dentro de ti de manera auténtica.

El ego es quién se compara con los demás, quién se cree más o menos que otros. El ego es quién se identifica con “cosas” externas, quién etiqueta, quién juzga.

Permite que te guste más otra realidad que tu propia realidad, te gustaría ser más delgada de lo que eres, o más musculoso, tener el pelo rubio en vez de castaño, tener menos canas, ser mejor en tu profesión , tener un jefe más simpático, o no tener un jefe y ser emprendedor, tener un hijo más tranquilo, un marido más detallista, una esposa más amorosa o tener una casa más grande que la tuya. Siempre viendo lo que falta, lo que piensas, que si tienes te dará la felicidad. Por eso al ego se le llama “vivir en la ilusión de la realidad”, “vivir en el mundo de la ilusión” o“vivir atrapado en la Matrix”. Porque ves el mundo de manera distorsionada, y vas postergando tu felicidad, pues nunca te sientes realmente completo.

¿Cuándo tiene el ego el control?

Puedes darte cuenta que tu ego es el que lleva el control de tu mente, cuando reaccionas de la siguiente forma:

·        Te sientes ofendido por lo que te dicen o hacen.

·        Te tomas las cosas como algo personal.

·        Necesitas siempre tener la razón.

·        Te quejas constantemente. Nunca estás contento,siempre encuentras excusas para quejarte de algo y no ser feliz

·        Eres pesimista y te cuesta encontrar el lado positivo a las cosas

·        Demandas reconocimiento constantemente, te gusta que te feliciten o alaben por lo que haces y te enfadas si no logras el reconocimiento que te gustaría tener.

·        Necesitas sentirte superior a los demás o tener más que los demás.

·        Piensas que todo el mundo se aprovecha de ti.

·        Manipulas y quieres controlar a los demás.

·        Te compara con los demás.

·        Eres competitivo. Necesitas demostrar que sabes y que vales.

·        Necesitas siempre ganar.

·        Te enfadas con facilidad, si te dicen alguna critica.

·        Le das mucha importancia a lo material. Te gusta impresionar a través de posesiones materiales, dinero, status, relaciones, atractivo físico, trabajo, mostrar lo que comes, lo que haces, tus logros.

·        Siempre quieres más, nunca está satisfecho.

·        Siempre vives en el pasado o el futuro, nunca vives en el momento presente.

·        Eres orgulloso y acostumbras a guardar resentimiento.

·        Sientes celos y envidia de los éxitos y logros de los demás.

Cómo manejar tu ego

El primer paso es súper importante, es reconocer que el ego tiene una función positiva y esa es la de obtener la seguridad y el supervivencia de uno mismo, su función no es dirigir nuestra vida, aunque lamentablemente eso es lo que le permitimos hacer cuando no estamos conscientes, entonces nuestro ego toma control de nuestra mente y se encarga de manejar a través de reaccionar desde la historia personal, sentimos entonces envidia, rencor, miedo, juzgamos y criticamos.

El segundo paso ahora que sabemos cuál es su verdadera función, es mantenernos conscientes, estar presentes, con atención plena, Es decir, observa a tu ego, observa cómo reaccionas a distintas situaciones y analiza si realmente eres tú quien está tomando la decisión o te estás dejando llevar por tu ego. Es vital empezar a observar cómo te sientes ya que éste es el indicador de que estás pensando.

Si te sientes mal reconocer que tu ego te llevó a un estado que no es el presente, que no es la realidad, te ha llevado al pasado, o al futuro. Una vez que te des cuenta regresas al presente, es únicamente cuando estamos en el presente que podemos salir del ciclo continuo de pensamientos sobre algo quenos sucedió o que tememos que suceda.

Tercer paso continúa con tus propósitos y metas: independientemente de lo que el ego te quiera decir, toma acción sin prestar atención a frases como: “no sirves para ello”, “tú no vales”, “tú no puedes hacer eso”, “se van a reír de mí”, “mejor lo dejo para después”.

Cuando te descubras teniendo pensamientos negativos aplica los 4 pasos para cambiar ese pensamiento limitante por uno potenciador.

·        Acepta el pensamiento, no lo rechaces

·        Reconoce el pensamiento negativo sin engancharte, ni enjuiciar.

·        Liberarlo, déjalo ir.

·        Reencuadra, sustituye por un pensamiento positivo, cambia el enfoque

Estos pasos te permiten quitarle poder a ese pensamiento, le quitas poder a tu ego.

Empieza a aplicar estas acciones en tu vida

No te sientas ofendido, no te lo tomes personal

Libérate de la necesidad de ganar

No dependas de tener razón siempre

Despréndetede la necesidad de ser superior

Deja la necesidad de tener más, de los apegos, para ser feliz

Agradece.

Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros, de buscar reconocimiento.

Una vez que empiezas a equilibrar a tu ego, sale tu verdadero yo, tu yo auténtico, te conectarás con tu ser interior.

Aprende a ser feliz.

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0