Blog

Mujeres que aman demasiado

Crecimiento

Mujeres que aman demasiado

Robin Norwood en su libro las mujeres que aman demasiado,dice  que amar demasiado no significa amar a demasiados hombres, ni enamorarse con demasiada frecuencia, ni sentir un amor genuino demasiado profundo por otro ser. En verdad, significa obsesionarse por un hombre y llamar a esa obsesión amor”. Es abandonar su propio mundo centrándose en el de su compañero, olvidándose de sus necesidades, deseos y objetivos personales,

Nadie se convierte en una mujer que ama demasiado, por casualidad. Según la autora la mayoría provienen de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales.

Como saber si eres una mujer que ama demasiado.

·        Cuando estar enamorada significa sufrir, estamos amando demasiado.

·        Cuando la mayoría de conversaciones con amigas íntimas son acerca de él, de sus problemas, sus ideas, sus sentimientos, y cuando casi todas nuestras frases comienzan con “él…”, estamos amando demasiado.

·        Cuando disculpamos su mal humor, su mal carácter, su indiferencia o sus desaires como problemas debidos a una niñez infeliz y tratamos de convertirnos en su psicoterapeuta, estamos amando demasiado.

·        Cuando tenemos un libro de autoayuda y subrayamos todos los pasajes que ayudarían a él, estamos amando demasiado.

·        Cuando no nos gustan muchas de sus conductas,valores y características básicas, pero las soportamos con la idea de que, si tan solo fuéramos lo suficientemente atractivas y cariñosas, él querría cambiar por nosotras, estamos amando demasiado.

·        Cuando nuestra relación perjudica nuestro bienestar emocional e incluso, quizá nuestra salud e integridad física, sin duda estamos amando demasiado.

A pesar de todo el dolor y la insatisfacción que acarrea,amar demasiado es una experiencia tan común para muchas mujeres que casi creemos que es así como deben ser las relaciones de pareja. La mayoría de nosotras hemos amado demasiado por lo menos una vez, y para muchas de nosotras ha sido un tema recurrente en nuestra vida. Algunas nos hemos obsesionado tanto con nuestra pareja y nuestra relación que apenas podemos funcionar como personas. En este libro examinaremos a fondo los motivos por los que tantas mujeres, en busca de alguien que las ame, parecen encontrar inevitablemente parejas nocivas y sin amor.

Las siguientes características son típicas de las mujeres que aman demasiado

1. Típicamente, usted proviene de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales.

2. Habiendo recibido poco afecto, usted trata de compensar indirectamente esa necesidad insatisfecha proporcionando afecto, en especial a hombres que parecen, de alguna manera, necesitados.

3. Debido a que usted nunca pudo convertir a su (s) progenitor(es) en los seres atentos y cariñosos que usted ansiaba, reacciona profundamente ante la clase de hombres emocionalmente inaccesibles a quienes puede volver a intentar cambiar, por medio de su amor.

4. Como la aterra que la abandonen, hace cualquier cosa para evitar que una relación se disuelva.

5. Casi ninguna cosa es demasiado problemática, tarda demasiado tiempo o es demasiado costosa si «ayuda» al hombre con quien usted está involucrada.

6. Acostumbrada a la falta de amor en las relaciones personales, usted está dispuesta a esperar, conservar esperanzas y esforzarse más para complacer.

7. Está dispuesta a aceptar mucho más del cincuenta por ciento de la responsabilidad, la culpa y los reproches en cualquier relación.

8. Su amor propio es críticamente bajo, y en el fondo usted no cree merecer la felicidad. En cambio, cree que debe ganarse el derecho de disfrutarl a vida.

9. Necesita con desesperación controlar a sus hombres y sus relaciones, debido a la poca seguridad que experimentó en la niñez. Disimula sus esfuerzos por controlar a la gente y las situaciones bajo la apariencia de «ser útil».

10  En una relación,está mucho más en contacto con su sueño de cómo podría ser que con la realidad de su situación.

11.   Es adicta a los hombres y al dolor emocional.

12. Es probable que usted esté predispuesta emocionalmente y, a menudo, bioquímicamente, para volverse adicta a las drogas, al alcohol y/o aciertas comidas, en particular los dulces.

13. Al verse atraída hacia personas que tienen problemas por resolver, o involucrada en situaciones que son caóticas, inciertas y emocionalmente dolorosas, usted evita concentrarse en su responsabilidad para consigo misma.

14. Es probable que usted tenga una tendencia a los episodios depresivos, los cuales  trata de prevenir por medio de la excitación que proporciona una relación inestable.

15. No la atraen los hombres que son amables, estables,confiables y que se interesan por usted. Esos hombres «agradables» le parecen aburridos.

Las mujeres que aman demasiado tienen poca consideración por su integridad personal en una relación amorosa. Dedican sus energías a cambiar la conducta o los sentimientos de la otra persona hacia ellas mediante manipulaciones desesperadas.

La mayoría de nosotras crecemos y continuamos en los roles que adoptamos en nuestra familia de origen.

Para muchas mujeres que aman demasiado, esos roles a menudo implicaban negar nuestras propias necesidades e intentar satisfacer las de otros miembros de la familia. Tal vez las circunstancias nos obligaron a crecer demasiado rápido, a asumir prematuramente responsabilidades de adultas porque nuestra madre o nuestro padre estaban demasiado enfermos física o emocionalmente para cumplir con sus funciones propias. O quizás alguno de nuestros padres estuvo ausente debido a su muerte o a un divorcio y nosotras tratamos de tomar su lugar, ayudando a cuidar tanto a nuestros hermanos como al progenitor que nos quedaba. Tal vez nos convertimos en la madre de la familia mientras nuestra madre trabajaba para mantenemos. O quizá vivimos con ambos padres, pero debido a que uno de ellos estaba furioso o frustrado o infeliz y el otro no reaccionaba a eso con apoyo, nos encontramos en el rol de confidentes, oyendo detalles de su relación que eran demasiada carga para que pudiéramos manejarla emocionalmente. Escuchábamos porque teníamos miedo de las consecuencias que podrían aquejar al progenitor que sufría si no lo hacíamos, y miedo de la pérdida de amor si no cumplíamos el rol que nos había tocado en suerte.

Cuanto más dolorosa haya sido la niñez, más poderoso será el impulso de recrear y dominar ese dolor en la adultez. Recreamos y volvemos a experimentar relaciones infelices en un intento de hacerlas manejables, de dominarlas.

De aquí se deduce que en realidad no hay casualidades en las relaciones. Cuando una mujer cree que inexplicablemente «tuvo que casarse» con cierto hombre, alguien a quien jamás habría elegido deliberadamente como esposo, resulta imperativo que ella examine por qué eligió una relación íntima con ese hombre en particular, por qué corrió el riesgo de quedar embarazada de él. Del mismo modo, cuando una mujer afirma que se casó por capricho, o que era demasiado joven para saber lo que hacía, o que no estaba del todo en sus cabales y no podía tomar una decisión responsable, éstas también son excusas que merecen un análisis más profundo.

En realidad ella sí eligió, aunque en forma inconsciente, y a menudo con gran conocimiento sobre su futura pareja aún desde el principio. Negar esto es negar responsabilidad por nuestras decisiones y nuestra vida, y tal negación impide la recuperación.

Muchas mujeres cometen el error de buscar un hombre con quiendesarrollar una relación sin antes desarrollar una relación consigo mismas; pasan de un hombre a otro, en busca de lo que falta en su interior. La búsqueda debe comenzar en casa, dentro del yo. Nadie puede amarnos lo suficiente para realizarnos si no nos amamos a nosotras mismas, porque cuando en nuestro vacío vamos en busca del amor, sólo podemos encontrar más vacío. Lo que manifestamos en nuestra vida es un reflejo de lo que hay en lo profundo de nuestro ser: nuestras creencias sobre nuestro propio valor, nuestro derecho a la felicidad, lo que merecemos en la vida. Cuando esas creencias cambian, también cambia nuestra vida.

Los pasos para salir de esa situación son sencillos, pero no fáciles. Todos son igualmente importantes y aparecen en la lista en el orden cronológico más típico:

1.      Busque ayuda. Para buscar ayuda usted debe abandonar, al menos en forma temporaria, la idea de que puede arreglárselas sola. Es necesario porque usted ya se ha esforzado mucho y, a la larga, ninguno de sus mejores esfuerzos ha dado resultado. Aquí la parte engañosa es que usted tal vez no se dé cuenta todo lo mal que se ha puesto la situación porque, sin duda, tiene un alto grado de negación funcionando en su vida. ¿Usted merece algo mejor que sus circunstancias actuales? ¿Qué está dispuesta a hacer para mejorar su propia situación?

Comience por el principio, y busque ayuda

2.     Haga que su recuperación sea la primera prioridad en su vida. Significa decidir que, no importa lo que se requiera, usted está dispuesta a seguir esos pasos para ayudarse. Ahora bien,si eso le parece extremo, piense un momento hasta qué extremos estaría dispuesta a llegar para hacerlo cambiar a él, para ayudarlo a él a recuperarse. Entonces desvíe la fuerza de esa energía hacia usted misma. Aquí la fórmula mágica es que, si bien todo su trabajo y todos sus esfuerzos no pueden cambiarlo a él, usted sí puede, con el mismo gasto de energías, cambiarse a sí misma. Entonces, use su poder donde pueda surtir efecto: ¡en su propia vida!

3.     Busque un grupo de apoyo integrado por pares que la entiendan.

Un grupo de apoyo de pares no es una reunión no estructurada de mujeres que hablan de todas las cosas horribles que les han hecho los hombres, ni sobre las malas pasadas que les ha hecho la vida. Un grupo es un lugar donde trabajar para su propia recuperación.

4.     Desarrolle su lado espiritual mediante la práctica diaria.

Todos provenimos de una fuente espiritual, de una energía suprema universal de la que se ha originado toda la vida tal y como la conocemos. El primer paso para vivir una vida espiritual es empezar a creer en ella y a experimentar con conexión con la fuente, establecer relación con nuestro ser interior nos transmite una sensación de paz,confianza, apoyo y autorrealización. Nos empodera también para hacer más, y alcanzar mayores metas. Aprender a silenciar la mente y también aprender a dejar fluir, vivir el presente.

5.     Deje de manejarlo y controlarlo.

Dejar de manejarlo y controlarlo significa no ayudarlo ni aconsejarlo. significa salirse del rol de alentarlo y elogiarlo. Es probable que usted haya utilizado esos métodos para tratar de que él hiciera lo que usted quería, y eso significa que se han convertido en herramientas para manipularlo. El elogio y el aliento están muy cerca de la presión, y cuando usted hace eso nuevamente está tratando de controlar la vida de él. Significa dejar de observarlo. Preste menos atención a lo que él está haciendo y más atencióna su propia vida. Significa desprenderse, para eso es necesario que usted desembarace su ego de los sentimientos de él y, especialmente, de sus accionesy los resultados de las mismas. Mientras usted se concentre en cambiar a alguien sobre quien no tiene poder (y nadie tiene poder para cambiar a nadie más que a sí mismo), no puede emplear sus energías para ayudarse a sí misma. Lamentablemente, el hecho de cambiar a alguien nos resulta mucho más atractivo que trabajar en nosotras mismas, de modo que hasta que abandonemos la noción anterior nunca podremos ponemos a trabajar en la segunda.

6.     Aprenda a no «engancharse» en los juegos.

Los juegos hacen que se intercambien lugares en un triángulo de posiciones como rescatador, perseguidor y víctima durante muchas horas o días, incluso años. Si usted se encuentra respondiendo a cualquier declaración o acción de otra persona desde cualquiera de estas posiciones, ¡cuidado! Usted está participando en un ciclo sin ganador de acusación, refutación, culpa y contraculpa que no tiene sentido, es fútil y degradante. Deténgase. Deje de tratar que las cosas salgan como usted quiere mostrándose amable, enfadada o indefensa. Cambie lo que pueda, ¡Y eso significa cambiarse usted misma! Deje de necesitar ganar. Deje incluso de necesitar pelear, o hacer que él le dé una buena razón o excusa por su comportamiento o su abandono. Deje de necesitar que él se arrepienta lo suficiente. No engancharse requiere que aun cuando usted se vea tentada a reaccionar en alguna de las formas que sabe que seguirá el juego, no lo haga. Reaccione en una forma que ponga fin al juego. Al principio es un poco difícil no caer en las trampas, pero con la práctica usted llegará a dominarlo con facilidad (si domina también su necesidad de participar en los juegos, lo cual es parte del paso anterior: dejar de manejar y controlar).

7.     Enfrente con coraje sus propios problemas y defectos,

Enfrentar sus problemas significa que, habiendo renunciado a manejar y controlar a otros y a los juegos, ahora no le queda nada para distraerla de su propia vida, de sus problemas y de su dolor. Este es el momento en que usted necesita empezar a mirarse en profundidad.Cuestione sus creencias.  Significa también que usted examine a fondo su vida actual, tanto lo que la hace sentir bien como lo que la hace sentir incómoda o infeliz. Haga listas de ambas cosas. Y también examine el pasado. Examine todos sus recuerdos, buenos y malos, sus logros, sus fracasos, las veces que se vio lastimada y las veces que usted lastimó a otros. Examínelo todo, nuevamente por escrito. Tendrá que ser completamente honesta y revelar lo más posible sobre sí misma en todo lo que escriba. Una vez que haya completado este proyecto lo mejor que pueda,compártalo con otro ser humano que la quiera y en quien usted confíe (que no sea su pareja). Esa persona debe ser alguien que entienda lo que usted trata de hacer para recuperarse y que simplemente pueda escuchar lo que usted ha escrito sobre su historia sexual, su historia de relaciones, su historia con sus padres, sus sentimientos para consigo misma y los hechos de su vida, buenos y malos. La persona a quien usted elija para escucharla debe, obviamente, ser compasiva ycomprensiva. No hay ninguna necesidad de comentarios, y esto debe quedar entendido desde el comienzo. Nada de consejos, nada de aliento. Sólo escuchar.

8.     Cultive lo que necesite desarrollar en usted misma.

Significa no esperar que él cambie antes de seguir con la vida. Esto también significa no esperar el apoyo de él en cuestiones financieras, emocionales o prácticas, para iniciar lo más posible su carrera, o cambiar su carrera,o retomar los estudios, o lo que usted desee hacer. En lugar de subordinar sus planes a la cooperación de él, actúe como si no tuviera nadie más que usted misma en quien apoyarse. Cubra todas las contingencias : el cuidado de los hijos,dinero, tiempo, transporte, sin usarlo a él como recurso (¡ni como excusa!). Si, mientras lee esto usted está protestando que sin la colaboración de él, sus planes son imposibles, considere sola, o con una amiga, cómo lo haría si no lo conociera. Descubrirá que es muy posible hacer que la vida funcione bien para usted cuando deje de depender de él y haga uso de todas sus otras alternativas.Cultivarse significa actuar en pro de sus intereses, significa correr riesgos: conocer gente nueva, entrar a un aula por primera vez ven años, hacer un viaje sola, buscar un empleo… cualquier cosa que usted sepa que necesita hacer pero no ha podido reunir el coraje suficiente para emprenderla.

Para comenzar, cada día haga dos cosas que no desee hacer, a fin de elastizarse y expandir su idea de quién es usted y de qué es capaz de hacer. Defiéndase cuando preferiría fingir que no le importa, o vuelva sobre un punto insatisfactorio aunque prefiera hacerlo a un lado. Haga esa llamada telefónica que preferiría evitar. Aprenda a cuidarse mejor y a preocuparse menos por los demás en sus interacciones. Diga que no, para complacerse, en lugarde decir que sí para complacer a otro. Pida con claridad algo que desee, y arriésguese a que se lo nieguen. Luego, aprenda a darse a sí misma. Dese tiempo, atención, objetos materiales, dé un paseo por el parque, deténgase a observar la puesta de sol. La idea es pensar en usted misma y en cómo le gustaría que fuese su presente ese día, y luego permitirse, experimentar tanto el dar como el recibir. Por lo general somos muy buenas dando a los demás, pero tenemos muy poca práctica en darnos a nosotras mismas.¡Entonces, practique!    

9 Vuélvase «egoísta». Ámese y acéptese.

Significa que usted coloca su bienestar, sus deseos, su trabajo, juegos, planes y actividades en primer lugar en vez de último; antes,y no después de que estén satisfechas las necesidades de los demás. Aún cuando usted tenga hijos pequeños, incorpora a su día algunas actividades puramente en beneficio propio. Usted espera e incluso requiere que las situaciones y las relaciones sean cómodas para usted. No trata de adaptarse a las incómodas. Crea que sus deseos y necesidades son muy importantes, y que es su tarea satisfacerlos. Al mismo tiempo, concede a los demás el derecho de responsabilizarse por sus propios deseos y necesidades.

10.    Comparta con otros lo que ha experimentado yaprendido.

Compartir con otros significa también que cuando conozca a alguien que tiene antecedentes similares o se encuentra en una situación parecida a la que tuvo usted, esté dispuesta a hablar de su propia recuperación sin necesidad de coaccionar a esa persona para que haga lo que usted hizo para recuperarse. Aquí no hay lugar para manejar ni controlar, como tampoco lo había en su relación. Ayudará a otras a recuperarse. Y mantendrá su propia recuperación. Este hecho de compartir, entonces, es en última instancia un acto de egoísmo sano, por el cual usted promueve más aun su propio bienestar manteniéndose en contacto con los principios de recuperación que le servirán toda la vida.

Realiza el test para saber si eres una mujer que ama demasiado.

Estamos a tu disposición, si te sientes estancada, si deseas transformar tu situación y decides aprender a ser feliz.

Este es el link si quieres leer el libro completo.

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0