Blog

Leyes Universales y el poder de crear

Crecimiento

Leyes Universales y el poder de crear

El poder creativo es magia interior, debemos aprender a creer y crear. Alcanzar aquello que queremos no es fácil, hace falta algo más que deseos y buena intención

Por eso hoy quiero hablarles de cómo usar las 7 leyes a nuestro favor para crear.  

Existen 7 leyes que rigen el Universo y al ser humano, gobiernan al cosmos y funcionan inexorablemente, sin distinguir, raza, credo, condición social o nacionalidad, funcionan, así no se tenga conciencia de ellas. Saber cómo funcionan estas leyes, nos permite usarlas para nuestro bienestar ,aprovechando los beneficios espirituales y físicos que nos ofrecen.

El Universo existe en armonía con estas Leyes. Cuando una persona las comprende, las asimila y las integra en si misma, experimentará una transformación en todas las áreas de su vida.

Dentro de las 7 Leyes Universales, tres de ellas son  inmutables, eternas, y no pueden ser alteradas ni cambiadas de ninguna forma, las otras 4 leyes son mutables, se pueden cambiar si lo queremos para crear nuestra realidad y cómo percibimos lo que nos sucede.

El objetivo es conocer y comprender las 7 leyes y entonces enfocarnos en poner a nuestra disposición las cuatro que son cambiables y transitorias a fin de crear lo que queramos.

1.  Ley de Mentalismo (inmutable)

El Todo es Mente; el universo es mental. Se basa en que todo lo que vemos, experimentamos en nuestro cuerpo físico y que percibimos a través de nuestros sentidos, tiene su origen en el mundo invisible de la mente, el universo es una creación mental, la mente contribuye al éxito del individuo o a su fracaso.

Llamado a la acción: ¿Quieres triunfar? Cambia tu tono mental.

2.  Ley de Correspondencia. (Inmutable)

Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba. Hay una correspondencia total entre los tres planos: físico, mental y espiritual. .Significa que existe una correspondencia perfecta que los unifica o los entrelazan unos con otros. La ley de correspondencia actúa de tal forma que nuestras vibraciones (altas o bajas) salen de nuestro cuerpo para tocar todo lo que nos rodea. Según pensamos, así sentimos y actuamos. La ley funciona tan exacta que nada se nos da ni se nos quita que no sea nuestro, por derecho de correspondencia.

Llamado a la acción: Si estás mal adentro, así  estarás afuera en tu realidad.

3.  Ley de Polaridad (mutable)

Todo es doble, dual; todo tiene dos polos, su par de opuestos, los semejantes y los antagónicos. Los opuestos son idénticos en naturaleza pero diferentes en grado; los extremos se tocan, todas las verdades lo son a medias; todas las paradojas pueden reconciliarse. Esta ley explica que separar a cosas diametralmente opuestas es solamente cuestión de grados, y afirma que todo par de opuestos pueden reconciliarse; pues todo es cuestión mental. Donde encontramos una cosa encontramos también su opuesto.

Llamado a la acción: reconoce que dónde termina la oscuridad es dónde empieza la luz.

4.  Ley de Vibración (inmutable)

Nada está inmóvil, todo se mueve; todo vibra. Este principio ya fue confirmado por la ciencia moderna, comprobando que todo en la naturaleza permanece en un perpetuo estado de movimiento. Los átomos, las partículas más pequeñas descubiertas hasta hoy, aparentemente invisibles, permanecen en constante movimiento. El que usa la ley de la vibración equilibrada, es decir, trata de dar y de darse a sí mismo todo el bien que puede irradiar, pasa a una fuerza vibratoria más elevada, ya que el pensamiento positivo vibra en alta frecuencia. Cuando una persona vibra en baja frecuencia, todas las personas que vibran en la misma sintonía le transmiten sus males o problemas, porque se atraen mutuamente; como los átomos.

Llamado a la acción. Si vibras en negativo adivina lo que atraes.

5.  Ley de Ritmo (mutable)

Todo fluye y refluye; todo tiene sus periodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende. Todo se mueve como un péndulo, la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda. En el universo todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta. El mismo movimiento que se da en el plano físico, también se da en los planos mental y espiritual. Esto quiere decir que tanto nuestro humor como nuestros pensamientos también responden a ese ritmo. Es importante aprender a dominar este movimiento pendular para evitar el arrastre hacia la polaridad no deseada. Si ordenamos estos niveles de existencia de arriba abajo (Espíritu, mente y Cuerpo) y ubicamos el eje del péndulo en la parte superior,vemos que lo que más sufre el embate de su movimiento es el cuerpo físico, ya que le toca el recorrido más amplio del péndulo. Le sigue el mundo mental y emocional y, finalmente, el plano del Espíritu, donde las situaciones no cambian, aquí el movimiento pendular es muy leve o inexistente. Por lo tanto,en la medida en que ascendemos a planos superiores, el embate del péndulo se reduce hasta que desaparece. Esto se logra cuando ingresamos plenamente en el plano del Espíritu, el plano del eterno presente, la conexión con la fuente y la dicha constante.

Llamado a la acción: fluir y dejar fluir en el plano espiritual.

6.  Ley de Causa y Efecto (mutable)

Toda causa tiene su efecto.Todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley. Es decir, nada sucede por casualidad. Es quizá,la ley más conocida de todas estas. El azar no existe; la palabra casualidad no tiene sentido, la verdadera palabra es “causalidad”. El “cambio fortuito” es algo que no reconoce esta Ley. Hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a esta Ley. Todo efecto que vemos en el plano físico tiene una causa específica, cuyo origen es el plano mental. Cuando algo negativo sucede en nuestras vidas, enseguida debemos ir a investigar la causa que produjo ese efecto.

Llamado a la acción.: toma conciencia, tu presente es el efecto de tu pasado, y tu presente es la causa de tu futuro.

7.  Ley de Generación o de Género  (mutable)

Este principio manifiesta la verdad de que los principios masculinos y femeninos están presentes y funcionan en cada uno de los planos de la vida. Nada puede generarse sin que el principio Madre-Padre se encuentre presente.De la unión de estos dos polos (inteligencia-amor) surge la creación. El principio masculino es atraer, estimular, sembrar, dirigir. El oficio del polo femenino es recibir, germinar, reproducir, dar forma. Todo surge del funcionamiento de este principio de generación en el plano de la energía. Para que este principio funcione correctamente los dos polos deben trabajar en armonía.

Llamado a la acción: aprender a integrar la  Energía femenina en ti con Energía masculina en ti. Independientemente de tu sexualidad anatómica.

Ya tienes todo lo necesario para empezar a crear una mejor vida, combinando tus facultades intelectuales, habilidades y destrezas  con las leyes universales, puedes hacer realidad tus pensamientos.

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0