Blog

Gung Ho

Crecimiento

Gung Ho

El Gung Ho es un método que sale de un libro de Ken Blanchard y Sheldon Bowles titulado ¡A la carga! (Gung ho). Dedicado a la memoria de Andrew Charles Longclaw 1940 – 1994.

La obra cuenta la historia de una empresa que está al borde de la quiebra y contratan a la Señora Peggy Sinkler para sacar adelante la planta en un plazo de seis meses o, de lo contrario, se cerraría definitivamente y como consigue salvar la empresa gracias a que aplicó una técnica que estimula el entusiasmo y el desempeño en los trabajadores.

La técnica que usó, se llama Gung-Ho significa trabajando juntos para hacer que cada día sea más productivo que el anterior. Y la aprendió a través de Andrew Charles Longclaw, el cual pertenece a una de las tribus originales de Norteamérica y aprendió esta filosofía de su abuelo. Él dice muchos espíritus mueren en la puerta de sus oficinas

Andy le explicó las reglas del Gung-Ho, que se basa en tres principales pilares: el Espíritu de la Ardilla, El Método del Castor y El Don del Ganso.

Conozcamos los tres estados:

EL ESPÍRITU DE LA ARDILLA

El trabajo de las ardillas, es recoger frutos para los meses de invierno, no lo hacen solo para ellas mismas sino para las demás. Esta tarea el libro la define como “el trabajo que vale la pena” y que, aplicado al mundo empresarial, significa que el trabajo es una tarea importante, con unas metas que deben ser comprendidas y compartidas por todos y unos valores que orienten los planes, las decisiones y las situaciones.

Las personas de un equipo deben comprender la razón por la cual son necesarias, y porqué su trabajo hace de este mundo un sitio mejor para vivir. Las ardillas nos enseñan a recolectar alimento para poder sobrevivir en el invierno; pero no les importa el hecho en sí de recogerlo sino el fin para el cual se recolecta el alimento: pasar el invierno; “las metas ponen en marcha a la gente”.

·        El espíritu de la ardilla empieza al ayudar a que su equipo de trabajo entienda el modo en que su trabajo es importante, y más allá de importante sentir que vale la pena, comprender cuál es su función ,aprender a ver lo que uno hace, lo que uno logra en función de las personas.

·        Desarrollar métodos compartidos, no solo indicarles que algo debe ser alcanzado por que lo manda la dirección, sino que más bien sea una meta decidida y compartida por todos juntos. Metas de resultados, planteamientos claros sobre lo que deseamos alcanzar, ya sean en unidades trabajadas, acabadas o despachadas o cuentas cobradas o cualquier otra cosa.

·        Los Valores son los cimientos, guían todos los planes, decisiones y acciones. Las metas son para el futuro, los valores son para ahora, las metas están establecidas y los valores son lo que se viven, las metas cambian, los valores son las rocas sobre las que podemos construir. El trabajo del líder es asegurarse de que los valores sean respetados por todos, todo el tiempo. Tener metas de Valores, planteamientos que describirán el impacto que deseábamos tener sobre la vida de los miembros de nuestro equipo, de los clientes, de nuestros proveedores y de los integrantes de la comunidad.

El espíritu de la ardilla empieza al  ayudar a que la gente entienda el modo en que su trabajo es importante.

La esencia del espíritu de la ardilla, un trabajo que vale la pena significa tres cosas.

Ser Importante

Conducir a metas compartidas

Basarse en los valores

El espíritu de la ardilla lleva a Gung Ho únicamente cuando va de la mano con el método del castor”. “Aunque todos tengan el espíritu de la ardilla, la organización no puede ser Gung Ho si obliga a sus trabajadores a trabajar bajo unas reglas impuestas.

EL MÉTODO DEL CASTOR

Todos los castores trabajan con la misma intensidad, y todos saben cómo tienen que colocar un tronco de madera para construir su casa; un castor no cambia la posición de un tronco de madera ubicado por otro castor, ni tampoco esconde el mejor tronco de madera para que otro castor no lo vea.

Ejercer el control sobre el cumplimiento de la meta, es que cada uno tenga el control de hacer su trabajo, y ellos decidan como hacer el trabajo sin que nadie se los diga.

La administración quiere que hagan los trabajos de la forma que ellos quieren, pero se olvida de hacer entender cuál es la meta, la información y el adiestramiento que necesita el empleado.

El método del castor no significa cambiar sus pensamientos,sentimientos y necesidades del empleado a la hora de ingresar a su trabajo o labor, sino preparar y capacitar para la labor que desempeñan.

El  deber  de la administración, de la dirección,  es que compartamos las mismas metas, valores y ayudar a escoger el equipo y adiestrarlo, cuando esto sucede tienen que dejar que los empleados hagan su labor. El trabajo del liderazgo consiste en definir el campo de acción como el entrenador de un equipo de fútbol que  decide quien juega en el partido  y deja que los jugadores (trabajadores) muevan la pelota y anoten los goles. Asignar los trabajos que concuerden con las habilidades de cada trabajador y que al mismo tiempo les  presente un reto.

El método del castor pide

·        Es necesario que los líderes cedan el poder y el control permitiendo que su gente de un paso hacia delante.

·        Brindar un terreno de juego que tenga claramente demarcado el territorio de actuación

·        Respeto por los pensamientos, sentimientos,necesidades y sueños de su personal (Se debe escuchar y actuar sobre estos temas tan sensibles)

·        Confianza sobre la capacidad de su gente.

·        Compartir la información para que los demás puedan tomar buenas decisiones

·        Asignar trabajos que concuerden con sus habilidades y que al mismo tiempo les presente un reto.

“Si desea que las personas asuman el mando, tendrás que darle la libertad para hacerlo y la libertad viene de saber cuál es el territorio de cada cual, cuales son los límites a donde deben llegar, para que no se forme un caos. Debes dejar trabajar pero también debes demarcar los límites de cada trabajador.”

EL DON DEL GANSO

(Estimularse unos a otros mientras avanzamos a la meta)

El don del ganso es para todos, (para los miembros de equipo y para los directores),  en el trabajo necesitan el entusiasmo de sus superiores, los estímulos tienen que ser verdaderos, a tiempo, responsivos, incondicionales y entusiastas. También alentarse entre los compañeros. El estimular genera entusiasmo.

No esperes que alcancen  las metas para estimular a los trabajadores en tu organización, es decir celebra el progreso y no solo los resultados, y mantener el entusiasmo todo el tiempo. Imagina un juego donde no se anima a los jugadores sino hasta el final.

“si no encuentras un motivo para felicitar, primero buscar las cosas positivas, siempre hay algo. En segundo lugar, si no es posible felicitar directamente a una persona, siempre es posible darle una voz de aliento, que significa que tienes fe en su habilidad y el hecho de reconocer esa habilidad es un cumplido que a su vez es una felicitación.”

El primer secreto se relaciona con las necesidades de la sociedad,el segundo con las necesidades del individuo. “El espíritu de la ardilla y el estilo del castor son la chispa y el don del ganso es como echar gasolina sobre la chispa.

El espíritu de la ardilla, el método del castor y el don del ganso juntos indican en que consiste trabajar en equipo para cumplir una misión.

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0