Blog

Expectativas cómo influyen en una relación.

Crecimiento

Expectativas cómo influyen en una relación.

Las expectativas están formadas mediante suposiciones,anticipaciones acerca de lo que creemos que tendría que ser, en base a lo que nos han enseñado y hemos aprendido, son creencias personales sobre los sucesos que pueden ocurrir o no. Las expectativas se desarrollan a través de la combinación de nuestras experiencias, creencias, deseos y conocimiento del entorno o de las personas que nos rodean. Muchas veces las expectativas que tenemos se alejan de la realidad y nos encontramos de lleno con la frustración, ya que cuando lo que esperábamos no encaja con lo que ocurre, aparece el sufrimiento.

Si te has defraudo por lo que esperabas de alguien, es tú responsabilidad, acepta que es por tú creencia, tu expectativa, por lo que esperas de una persona o situación, que te has creado en tu mente. La otra persona está en su derecho de no corresponder a lo que tú esperabas de ella, a veces ni saben que esperas de ella. Esto es porque poco a poco, nos hemos ido construyendo una imagen de la otra persona, una identidad creada por nosotros, a nuestro gusto, según cómo quisieramos que fuera.. Por lo que esperamos que la realidad se corresponda a nuestra imagen mental. Sin embargo, cuando esto no ocurre, sufrimos y culpamos a la otra persona. Y la realidad es que debemos analizar si teníamos expectativas demasiado altas. Si depositas tus expectativas de felicidad personal en una pareja es bastante probable que termines en frustración porque estarás basando todas tus esperanzas en otra persona que es cómo es, con sus fortalezas y debilidades, estarás olvidando que ser feliz es tu decisión personal y no depende de nadie.

Es un error crearse altas expectativas basadas en las actuaciones de otras personas, así como también en circunstancias que no se puedan controlar, pensar que los demás siempre van a actuar de la manera en la que tu actuarías o que se comportarán de la manera esperada bajo determinadas circunstancias es crearse expectativas poco realistas porque cada persona actúa como desea, también es un error creer que seremos felices si lo que esperamos o deseamos se cumple y que si no ocurre, seremos infelices, ese tipo de pensamiento posterga la felicidad. Entonces no es sano basar las expectativas personales en individuos externos, de hecho, es injusto porque cada persona se comportará de acuerdo con sus programas mentales. Cada persona es un mundo, está hecha de unos valores, unas experiencias, unas creencias y unas cualidades, cada quien tiene su historia personal.

Tampoco poner tantas expectativas en una situación específica, porque si no se da como la tenemos en nuestra mente, nos sentimos mal, ya no disfrutamos, si no terminan siendo cómo imaginábamos, en lugar de fluir y disfrutar el momento presente, nos estaremos enfocando en lo que no resultó tal como lo planeamos en nuestra mente. Lo ideal es esperar lo mejor de una situación, dejar fluir, pero sin cifrar nuestra felicidad en el logro de la misma. Disfrutar el proceso no sólo el destino

Gran parte de las peleas, problemas matrimoniales y divorcios tienen su foco en las expectativas que vertemos sobre la persona amada. Tienen que ver con lo que queremos de ellas para llenar nuestras expectativas, y a menudo nuestra pareja no es la persona que queremos que sea, se nos olvida que es un ser humano, como ya hablamos, con sus creencias, con sus programas instalados, sus experiencias, que la llevan a actuar, pensar, interpretar como lo hacen. Cada cabeza es un mundo, y no siempre cumplen con el guión de nuestra mente. Por otra parte nuestra pareja no es adivina, para saber que estamos suponiendo, que expectativas estamos teniendo en nuestra película mental con respecto aalgo y si no lo comunicamos pues terminamos molestándonos al no obtener los resultados que teníamos en mente.

Pensamientosy actitudes para ser menos dependientes de las expectativas.

·        Yo soy como soy está bien y mi pareja es cómo es y está bien.

·        Mi pareja es un ser humano perfecto, porque esa es su condición de ser humano. Y si pretendo modificarlo, queriendo que cambie según lo que considero es lo mejor, le estoy diciendo no sirves, estás incompleto.

·        Mi pareja merece ser libre y yo, le libero de mis expectativas.

·        No te tomes nada personal, recuerda que lo que hacen o dicen los demás, es producto de su historia personal y su relación con su ser interior.

·        Perdona a quien no ha cumplido con tus expectativas, y perdónate tú también cuando no cumplas con las tuyas o con las de otros.

·        Todo está bien conmigo. Me amo y me acepto y te amo y te acepto como eres.

·        Te amo sin embargo no dependo de ti para ser feliz.

·        No se trata de que lo aceptes todo, que te resignes ante un maltrato, es esperar menos de los demás, no basar tu felicidad en otra persona, expresar sí, con una comunicación asertiva, si no te gusta su actitud, pero sin sufrir porque no sean como quieres que sean.  

·        No supongas, no anticipes antes de comprobar. Comprueba si es verdad lo que estas afirmando.

·        Deja de esperar algo de las personas y empieza a aceptarlas como son y a fluir en tus relaciones con ellas, ni eres libre ni puedes ser feliz, cuando estás poniendo tu felicidad en manos de lo que hagan o digan los demás.

Cuando volcamos nuestras expectativas en nuestra pareja, todo lo que no corresponda a nuestro esquema es frustración y desengaño. Así que mejor, fluye y aprende a ser feliz.

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0